Consejos para elegir un buen espejo para los espacios

Consejos para elegir un buen espejo para los espacios

Consejos para elegir un buen espejo para los espacios

Consejos para elegir un buen espejo para los espacios. Consejos prácticos.

 

Los espejos son un gran recurso de la decoración de interiores. Es que no solamente debemos pensar en colocar un espejo allí donde necesitamos mirarnos cuando nos vestimos, peinamos o maquillamos, cuando simplemente queremos vernos antes de salir de casa. También tienen la virtud de ser muy decorativos y además nos ayudan a lograr ciertos efectos visuales que son muy valiosos para mejorar el aspecto de nuestros espacios.

Es que agregar un espejo en una habitación puede sumar mucho, ya sea porque agranda visualmente el espacio, o porque la hace ver más luminosa al refractar la luz natural.

Los espejos no deben limitarse al baño o al dormitorio/vestidor. Se pueden colocar prácticamente en cualquier espacio de la casa. Para elegir dónde colocar un espejo, se debe tener en cuenta su tamaño y luego, que sea un lugar en donde el espejo no el corra riesgo de romperse, en especial si hay niños o si por ejemplo, hay una puerta cerca que pudiera golpearlo. Pensando en el efecto que se busca, si se quiere darle un protagonismo total y si se trata de un espacio chico que se quiere ampliar visualmente, se puede optar por colocar un espejo que abarque toda la pared.

Esto dará la sensación de que el espacio es mucho más amplio o profundo. Por eso, son un buen recurso los espejos de toda la pared para un recibidor o en pasillos para ampliar el espacio.

Un lindo efecto se logra armando una pared artística, con una composición de varios espejos pequeños, con marcos de distintas formas.

El espejo, antes que nada, refleja lo que tiene enfrente, se debe cuidar que no muestre un rincón que quizá no nos guste tanto. Al mismo tiempo, podemos utilizarlos para que refleje la luz natural, reflejando la entrada de luz de una ventana y ayudando a que se amplíe a toda la habitación.

Además de los espejos tradicionales, que suelen ser rectangulares, es posible elegir espejos de las formas más variadas y diversas. Podemos optar por uno a medida de piso a techo, que siempre causa una buena impresión y queda bien en casi cualquier ambiente, también los redondos o con formas diversas, como siluetas de objetos.

Si no se tiene un espacio grande para colocar un buen espejo, un recurso ingenioso colocar uno detrás de una puerta, que ayudará a ahorrar espacio y resulta útil para mirarnos antes de salir.

El marco – si lo tiene – debe respetar el estilo de decoración de toda la habitación, ya sea vintage, moderno, rústico o lo que prefiramos. de cualquier otro estilo, es necesario que esté en concordancia con el resto del lugar donde lo ubicamos, también dejarlo sin encuadrar es una elección muy buena. Se usan los estilos mezclados, por ejemplo un marco trabajado de estilo antiguo, pintado en un color estridente, como rosa flúo. El contraste genera un objeto decorativo genial. Se puede aprovechar esta idea para reciclar un espejo antiguo en mal estado.

Otra idea es colocar los espejos que sale de lo común es realizar una composición de espejos del mismo tamaño que genera una imagen dividida.

Las ideas son varias, lo importante es explotar toda la funcionalidad que un buen espejo puede darnos en el diseño de la ambientación de nuestros espacios.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*