Lámparas y mesas para recargar dispositivos sin cables

Los dispositivos se han tornado imprescindibles en nuestras vidas, sin embargo, nos resulta incómodo tener la casa llena de cables para recargar las baterías, sin mencionar el incordio de no encontrarlos cuando más se los necesita, y lo poco estético que es tener cables por todas partes. Pero el futuro inmediato es tener muebles funcionales en nuestra casa que hagan posible recargar teléfonos y tablets sin cables, discretamente y de forma práctica.

En concreto, es la cadena sueca Ikea – líder en muebles y objetos para el hogar de diseño y bajo costo – comercializará a partir de abril en Europa y América del Norte mesitas de noche, lámparas y escritorios que permitirán recargar los dispositivos móviles sin necesidad de cables: bastará solamente acercarlo al mueble.

 

Lámparas y mesas para recargar dispositivos sin cables

Se trata de muebles de recarga inalámbrica, basados en el estándar Qi, y serán ofrecidos posteriormente en todas las tiendas de Ikea a nivel mundial, tal como ha anunciado la firma escandinava en el marco del Mobile World Congress.

Cabe decir que al día de hoy, la tecnología Qi está disponible en más de 3.000 hoteles, restaurantes, aeropuertos y espacios públicos de todo el mundo, al tiempo que hay más de 80 modelos de teléfonos inteligentes habilitados para usarla, así como 15 de coche.

“Creemos que los móviles son una parte vital en la vida de las personas y el hogar. Qi aborda una necesidad hasta ahora no cubierta de mantener los dispositivos alimentados”, ha declarado el responsable de Iluminación y Carga Inalámbrica de Ikea, Björn Block.

De esta manera, la tecnología del hogar inteligente desembarca en el gigante sueco que equipa numerosos hogares en los países donde está presente, y ofreciendo tecnología de punta para el hogar a precios accesibles para el gran público.

La línea se llama Wireless Charger (cargador inalámbrico), porque esa es la ventaja que ofrece. Es una gama de productos que permite recargar el smartphone sin cables antiestéticos e incómodos a la vista. Dentro de la línea, se ofrecen desde almohadillas para apoyar y cargar el teléfono, hasta muebles con un punto de cargado incorporado, donde simplemente hay que apoyar el dispositivo y esperar a que la batería esté renovada.

Al desembarcar esta tecnología en una firma tan popular, es de esperarse que en no mucho tiempo más podamos disfrutarla en otros países donde la marca no llega.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*