Alquilar tu casa, ¿Hasta qué punto es beneficioso?

buscar un buen inquilino

Si dispones de una casa que actualmente no estés ocupando, o tengas libre, seguramente quieras ofrecerla  a la venta o ponerla en alquiler. Si bien alquilar esa propiedad, por un lado te garantizará contar todos los meses con un ingreso extra, quizás te hallas preguntado más de una vez si vale la pena arriesgarse a los posibles destrozos, el miedo al impago, y los riesgos del alquiler. Aquí te mostramos el pro y el contra de poner tu casa en alquiler.

  • ¿Cómo saber a quién le estás alquilando tu casa?
  • ¿Cómo buscar buenos y sobre todo responsables inquilinos?
  • ¿Es bueno alquilar?
  • ¿O es mejor inclinarse hacia la venta?

Alquilar una casa no es una decisión para nada fácil. Muchos propietarios deciden directamente vender su propiedad antes de exponerse al trato con inquilinos difíciles de llevar. A veces el apuro de alquilar te puede llevar a caer con inquilinos poco responsables, que se atrasen luego en el pago, o no cuiden adecuadamente las instalaciones de tu hogar. Antes que nada, debes saber que poner en alquiler tu vivienda si bien te puede generar dolores de cabeza, es una tarea que debes realizar con un “ojo crítico”, eligiendo correctamente a la persona a la que vas a poner como inquilino.

Como “Locador” tienes ciertos beneficios que deberías conocer y saber. Antes que nada, debes investigar a fondo al que va a ser tu inquilino. Debes pedir referencias sobre él, conocerlo, así como si se tratara de referencias laborales a la hora de tomar una persona para entrar a trabajar y pedimos el currículum, en este caso, debes hacer algo parecido.

Siempre es bueno exigir al menos dos garantías para aceptar al inquilino. También es importante que dichas garantías en caso de ser personas, sean de la localidad a que la pertenece el inquilino, y si tienes la posibilidad de conocer en profundidad a las personas que saldrá de garantía, mucho mejor. Esto te permitirá asegurarte el día de mañana que frente  a posibles destrozos que los inquilinos dejen en tu casa, tengas derecho de acudir a ellos si el inquilino no quiere responsabilizarse.

Otro punto importante a exigir es que tu inquilino potencial  tenga estabilidad laboral. Por más que se trate de un profesional recibido, lo que debe importante es que se encuentre actualmente trabajando y pueda acreditarte eso si es posible con un recibo de sueldo o con un contrato que acredite que se encuentra cumpliendo funciones laborales.

Piensa a qué perfil de inquilino quieres dirigirte. Si tienes un departamento quizás debas acotar tus límites y preferir familias chicas, de hasta 3 o 4 personas, pero además sin animales. En cambio, si es una casa grande puedes ofrecerla a más personas. Por eso, es conveniente sentarte a pensar qué tipo de inquilino quieres. Esto es importante porque hay inmuebles que se ajustan más o menos  a las necesidades familiares. No es lo mismo una familia con un bebe recién nacido, o niños pequeños que están todo el día corriendo, familia a la que quizás no puedas ofrecerles un departamento con muchas escaleras por los riesgos que implica. Otro ejemplo, es el caso de que dispongas de varios departamentos en un mismo edificio y quieras evitar las discordias entre vecinos por los ruidos molestos. En este caso  no te será muy grato que los inquilinos traigan niños chicos o familias muy numerosas, o bien, animales que hagan demasiado ruido.

Como ultimo punto, algunos propietarios al ingresar solicitan como resguardo un “mes de depósito”. Este como propietario te servirá para que puedas cubrir los posibles desperfectos que la vivienda pueda tener cuando el inquilino te la devuelva o bien, en caso de que queden pagos pendientes por parte del mismo.

Alquilar una casa no es tan fácil como parece, y tiene sus complicaciones, pero aún así, si sabes como llevar adelante el negocio, ten en cuenta los pasos que te mencionamos anteriormente. Una última recomendación: siempre es buena la intervención de una Inmobiliaria para este tipo de negocios, ellas te garantizarán intervenir en caso de que exista una mala relación con tu inquilino, o bien, en casos extremos de falta de pago, reposición de cosas dañadas, etc.… Tenlo en cuenta a la hora de decidir alquilar.


Acerca de María Leticia Ditrani 17 Articles
Mi nombre es Leticia pero me gusta que me llamen Leti. Soy de Rosario, Licenciada en Comunicación Social. “Canalla desde mi más tierna edad” parafraseando a Fito. Doy clases de Computación y me gusta mucho todo lo relacionado a la Informática y a los medios de comunicación en general.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*